martes, 28 de junio de 2016

EL BIPARTIDISMO CRECE EN BURGOS

El bipartidismo resucita en todos los barrios y los nuevos partidos bajan
La suma de Podemos con Unidad Popular-IU logra peores resultados que la formación de Iglesias en solitario en diciembre / El PSOE es segunda fuerza en todos los distritos salvo Cellophane
El bipartidismo resucita en todos los barrios y los nuevos partidos bajan -   
Los resultados por distritos electorales muestran una ciudad cuyos vecinos han coincidido este domingo en las urnas en volver a escoger las papeletas de los partidos tradicionales frente a los nuevos partidos. En los nueve sectores en los que se divide la capital, cada uno con sus colegios, se da esta misma circunstancia. En mayor o menor medida en todos ellos suben los sufragios al Partido Popular y al Partido Socialista y en todos descienden los apoyos a Unidos Podemos y a Ciudadanos. Esta es la tónica tanto si se comparan los resultados de las Generales de diciembre con las de junio, como si se echa la vista atrás hacia las municipales de mayo de 2015.

A la vista de los datos electorales, es curioso que en la capital burgalesa no ha tenido efecto la unión de Unidad Popular-Izquierda Unida con Podemos. La formación de Iglesias y Garzón sube en los distritos 1, 2 y 4 pero en apenas un puñado de votos. Más que sumar, la nueva coalición los ha restado si se observan los resultados de las Generales de 2015 ya que, en líneas generales, Unidos Podemos ha tenido menos votos que los que obtuvo yendo en solitario en diciembre. Es como si los votos de Izquierda Unida hubieran desaparecido de las urnas del mapa burgalés.

En este caso no ha ocurrido el 1+1=2. Ese suma que, según algunas encuestas, iba a desterrar a los socialistas a ser la tercera fuerza política por detrás de PP y de Unidos Podemos. En ninguno de los distritos, la coalición superó al PSOE de Esther Peña, número uno al Congreso de los diputados por la provincia. Más bien en la capital burgalesa se ha visto que 1+1=-1 ya que la coalición bajó en seis distritos de la ciudad con respecto a diciembre de 2015 cuando se presentó sin IU.

El distrito 9, el segundo más numeroso en población, el que corresponde a Gamonal, Capiscol, Villafría y La Ventilla, podría servir de ejemplo para constatar estas afirmaciones. Así, este domingo se registraron 28.601 votos, una cifra de participación superior a la de las municipales de 2015, con 26.403, e inferior a la de diciembre con 29.512. Pues bien el PP sumó un total de 10.113 apoyos, muy por encima del resultado de las municipales con 6.724 votos y mejor también que los de las Generales con 9.035 apoyos. El PP logró este domingo hacerse con el 35,77% de los votos en el distrito nueve.

El PSOE, por su parte, bajó en apoyos con respecto a las municipales de 2015 con 7.799 votos y los 7.637 de este domingo. Sin embargo, esta última cifra es mejor que el resultado que obtuvo en este distrito en diciembre de 2015 con 7.178 votos.

Unidos Podemos obtuvo el 19,48% de los votos del distrito nueve, un total de 5.508 sufragios. Baja con respecto a las generales de 2015 cuando Podemos en solitario logró 5.768 votos. Unidad Popular-Izquierda Unida (UP-IU) obtuvo en las anteriores generales un total de 1.624 votos que ha quedado diluidos. No se han sumado a la nueva coalición y tampoco han ido hacia el PSOE que ha ganado sí, pero 459 votos en este barrio.

El distrito 6, que se corresponde con una parte de la zona sur (colegios como Padre Manjón, La Merced, Jesús María y Centro Cívico San Agustín), la formación de Albert Rivera, Ciudadanos, se coloca como tercera fuerza más votada por delante de Unidos Podemos. No es el único distrito donde Ciudadanos se pone por delante de la coalición, sino que en el número 5 (Avenida la Paz, Reyes Católicos, Barriada Illera) es también tercera fuerza, así como en el número 2 (San Lesmes, Venerables, Calzadas). El mayor éxito de Ciudadanos lo obtiene en el distrito 8 donde se coloca como segunda opción por detrás del PP. Los vecinos de Castellama, Cellophane y Huelgas concedieron a C’s un total de 1.862 votos, frente a los 3.758 del PP y los 1.748 del PSOE. Aún así, se da la premisa antes mencionada. En este distrito aumentan en votos tanto a PP como a PSOE, pero disminuyen los obtenidos por Ciudadanos y Unidos Podemos, comparados con las elecciones de hace seis meses.

El distrito con más población de la capital es el 5 con 45.987 censados y 34.930 personas que formalizaron su participación en las urnas. Incluye un abanico amplísimo de colegios ya que suma centros como Miguel Delibes, Comuneros de Castilla, Sagrada Familia, Centro Cultural Villímar, La Salle y Vadillos, entre otros. En este sector, el PP dobló en votos al PSOE. Frente a los 15.710 que logró el partido más votado, los socialistas obtuvieron 6.541.
 
Fuente: Correo de Burgos.


lunes, 27 de junio de 2016

LA ABSTENCIÓN AYUDA AL P.P.

La regla se cumple: el récord de abstención ayudó al PP

La participación del 26-J será la más baja de la historia cuando se escrute el voto expatriado Salvo en 1989, la derecha se ha impuesto en los comicios siempre que la afluencia ha sido inferior al 70%

La regla se cumple: el récord de abstención ayudó al PP -   

Como era fácil de barruntar, la abstención en las elecciones generales del 26-J ha sido la más alta de la historia de la democracia. Para ser exactos, lo será cuando se escrute el voto de los españoles residentes en el extranjero, que hará bajar todavía más el69,8% de participación que se registró este domingo en las urnas. Pues bien, la regla ha vuelto a cumplirse: a menor movilización, el PP sale beneficiado. Salvo en 1989, la derecha se ha impuesto en los comicios legislativos siempre que la afluencia a las urnas ha sido inferior al 70%.
Un repaso a las 12 elecciones generales desde la de 1977 avala esta tesis. Con la excepción de la victoria socialista de 1989, cuando votaron el 69,74% de los electores, siempre que la participación ha sido inferior al 70%, la derecha ha sacado mejores resultados y se ha llevado la victoria.
Cierto es que la UCD de Adolfo Suárez (en 1977) y el PP de José María Aznar (en 1996) vencieron tras una gran afluencia a las urnas (el 78,83% y el 77,38% respectivamente), pero en el primer caso se venía de donde se venía, pues eran las primeras elecciones de la democracia, y en el segundo, los populares solo aventajaron al PSOE en 15 diputados y 290.000 votos. Además, la suma de socialistas, IU y otras fuerzas progresistas fue mayor en porcentaje de voto que la de las candidaturas conservadoras. Otro botón de muestra es que tanto Aznar como Rajoy forjaron sus mayorías absolutas por debajo del 69%.
LA LEY ELECTORAL
Aritméticamente, la abstención no tiene repercusión ninguna. Es decir, al aplicar la ley d’Hondt el cálculo se efectúa a partir del total de personas que han votado, no del total de personas que podían votar. Es decir, aunque haya acudido a las urnas menos gente, si el porcentaje de votos a cada partido hubiese sido el mismo que obtuvieron en los comicios del 20-D, el reparto de escaños habría sido también el mismo que hubo entonces. Ahora bien, políticamente la abstención tiene incidencia porque no repercute de forma uniforme. No todas las candidaturas se ven afectadas por igual.
Fuente: Correo de Burgos. 

domingo, 26 de junio de 2016

AQUÍ POR DECIR LA VERDAD TE EXPEDIENTAN, ¡VIVA LA DEMOCRACIA!

La Plataforma por la Sanidad Pública defiende a la médico expedientada

La Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos ha hecho público un comunicado en apoyo a la doctora del HUBU, Virgina Ruiz que al parecer, se la abrió expediente, "por haber expresado en un blog personal su preocupación ante la sobrecarga de trabajo en su Servicio y por las consecuencias que el aumento de lista de espera puede tener sobre la salud de los pacientes".

 

La Plataforma por al Sanidad Pública denuncia que "los gestores y responsables políticos estén más preocupados por  que no se conozcan los problemas derivados de los recortes en sanidad y en perseguir a quienes piden medidas en beneficio de los pacientes, en vez de intentar solucionarlos".
La Plataforma considera que, "cuando hay un problema, se debe en primer lugar reconocerlo y en segundo promover acciones para solucionarlo". Además denuncia que "al igual que sucede con otros empleados públicos cuando comunican problemas o irregularidades, los profesionales comprometidos con los pacientes y con el Sistema Público de Salud, lejos de ser reconocidos, se ven castigados por señalar carencias y solicitar soluciones".
Este colectivo quiere expresar su apoyo a esta doctora, y exige a los responsables políticos, "que cesen inmediatamente estos comportamientos de persecución, impropios de una democracia avanzada". Piden "que se tomen medidas contundentes contra aquellos directivos y altos cargos que efectúen estas prácticas", y exogen "que la Administración sea realmente transparente en relación con las listas de espera y con la gestión de los recursos públicos".
Fuente: Radio Arlanzón.

viernes, 24 de junio de 2016

LA MALA GESTIÓN POLÍTICA LLEVA A BURGOS A LA RUINA

PP y PSOE se enzarzan con las cláusulas en la deuda del desvío

El grupo socialista «no se resigna» a una quita por parte de las entidades bancarias / Exigen a Lacalle que asuma su responsabilidad / Los populares sacan a la palestra a Olivares

 Un momento de la última reunión del consejo rector del consorcio. - RAÚL G. OCHOA 

La guerra en la falta de acuerdo sobre el convenio para refinanciar la deuda del consorcio del desvío se recrudece entre los grupos municipales socialista y popular. Los primeros señalan como culpable de la situación actual al alcalde, Javier Lacalle, y al acuerdo que firmó en el año 2014 que abría la vía de la disolución del consorcio si no se cumplían los pagos aplazados de los años 2014 y 2015 a 31 de marzo de 2016. Las amortizaciones pactadas no se produjeron y, por tanto, desde el PSOE reclaman que Lacalle asuma sus responsabilidades políticas.

Los segundos respondieron, a través de una nota de prensa, y sacaron a la palestra la que llamaron «cláusula Olivares» en referencia al alcalde socialista y a la actuación que realizó en año 2003 cuando «se decide constituir» el mencionado consorcio. Según el PP, el artículo 18 de los estatutos estableció que el Ayuntamiento de Burgos asumiera en el futuro las obligaciones que no pudiera afrontar el consorcio. «El 11 de abril de 2003, firmó el alcalde Olivares de su puño y letra la primera financiación bancaria del consorcio donde el Ayuntamiento figuraba como avalista y garante de la operación, que ha sido el modelo para todas las refinanciaciones posteriores firmadas por el consorcio, una novación que se reprodujo después en las refinanciaciones de 2006, 2008 y 2014», indican en una nota de prensa.

Se vive este tira y afloja justo en la semana en la que se había fijado un Pleno extraordinario que debía tratar como principal punto del orden del día el convenio para refinanciar la deuda. Ante el riesgo de que el PP se quedase solo en la votación del convenio, el alcalde, Javier Lacalle, decidió sacar el asunto del orden del día. El resto de grupos pidió más tiempo para estudiar la propuesta con la idea de buscar otra negociación menos lesiva para el Ayuntamiento. La sesión plenaria se celebró descafeinada al retirarse este debate que ahora se ha trasladado a los medios de comunicación en lugar de desarrollarse en el salón municipal.

Los socialistas reclaman responsabilidades políticas al primer edil y si este no se plantea dimitir, reclaman que salga públicamente a «pedir perdón a los burgaleses» por situar al Ayuntamiento en una situación tan comprometida para su economía, hipotecada durante los próximos 15 años solo para atender a los requerimientos de las entidades de ahorro. Lejos de cualquier disculpa, el PP lanza un comunicado para situar ahora en el punto de mira a Ángel Olivares.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Daniel de la Rosa, asegura que un «alcalde decente (en referencia a Lacalle) jamás hubiera firmado ese convenio, un alcalde decente de no haber cumplido el compromiso dado a 31 de marzo debía haber dimitido».

A por una quita
Los concejales De la Rosa y Antonio Fernández Santos, en nombre de la formación socialista, no se resignan a que las entidades de ahorro con las que se negocia para refinanciar la deuda del consorcio del desvío del ferrocarril realicen una quita sobre una parte de los 167 millones que se deben en estos momentos.

Recuerdan que las antiguas Caja de Burgos y Cajacírculo fueron junto al Ayuntamiento de Burgos las tres entidades que firmaron la constitución del consorcio y aseguran que las cajas «se han comportado de manera injusta con este Ayuntamiento, con todos los burgaleses». Fernández Santos insiste en que Caja de Burgos y Cajacírculo «fueron lo que fueron gracias al ahorro de los burgaleses» y asegura que «ahora se comportan como auténticos negreros». En el consejo rector, las fundaciones de ambas entidades no tienen poder negociador, una de ellas ni acude (la de Cajacírculo), y las matrices Caixabank e Ibercaja se han opuesto a una quita sobre parte de la deuda.

Los socialistas insisten en que nada se hizo sobre la propuesta aprobada en el Pleno, en noviembre de 2014 y a petición del PSOE, para buscar un gabinete de abogados que estudiase las responsabilidades de todos los socios del consorcio Caja de Burgos, Cajacírculo y del Ayuntamiento. «Existía la posibilidad de haber defendido que la responsabilidad no era única del Ayuntamiento», asegura Fernández Santos.

El PSOE manifiesta que «no van a avalar» con su voto ni el convenio de 2014 ni la propuesta que se tiene encima de la mesa.

Fuente: Correo de Burgos

miércoles, 22 de junio de 2016

NO SE APUEBA EN BURGOS EL II PLAN MUNICIPAL DE FAMILIA E INFANCIA

La oposición tumba el II Plan Municipal de Familia e Infancia

PSOE e Imagina votan en contra de un documento que consideran insuficiente e inadecuado para los fines que lo sustentan
Conde responsabiliza a ambas formaciones de la posible pérdida del sello de Ciudad Amiga de la Infancia de UNICEF

La oposición tumba el II Plan Municipal de Familia e InfanciaEl PP solo ha contado con el apoyo de los no adscritos y C's se ha abstenido. PCR
Como era de esperar, el II Plan Municipal de Familia e Infancia 2016-2019 presentado por el Equipo de Gobierno no ha contado con el apoyo de los grupos de la oposición, de ahí que no haya podido ser aprobado en el pleno extraordinario convocado esta mañana. El documento, elaborado por técnicos de la Universidad de Burgos, solo ha recibido los votos favorables del Partido Popular, y los concejales no adscritos Silvia Álvarez de Eulate y Fernando Gómez. Ciudadanos se ha abstenido, sin dar explicaciones sobre su decisión, mientras que PSOE e Imagina han votado en contra.
Mar Ramírez y Eva de Ara, las concejales de PSOE e Imagina, respectivamente, han sido muy críticas con el plan. “Los técnicos han hecho lo que han podido”, ha asegurado la socialista, pero el documento “adolece” de múltiples elementos, entre ellos, un diagnóstico de la realidad socioeconómica de la ciudad que permita plantear medidas adaptadas a las necesidades de los burgaleses. Cuenta con líneas estratégicas y actuaciones, pero muy generalistas y “poco apegadas a la realidad”.
Los grupos critican la falta de medidas concretas y apegadas a las necesidades reales de los ciudadanos
Además, Ramírez ha asegurado que no se tienen en cuenta a las personas con capacidades diversas, a los niños en acogida o a las familias en riesgo de exclusión social. Tampoco se habla de pobreza infantil, ha apuntado Eva de Ara, y faltan medidas concretas por la conciliación familiar y para luchar contra la violencia de género. Desde Imagina insisten en que el plan no se ha consultado con los colectivos implicados, por lo que “falta un toque de cercanía”, y tanto Imagina como el PSOE lamentan que el Ayuntamiento lleve meses sin un jefe de Familia.

Sello de UNICEF

Por todo ello, ambas formaciones han votado en contra del documento, a pesar de que Gema Conde haya pedido “responsabilidad” en el voto. Y es que sin un plan de infancia y familia será muy difícil que Burgos conserve el sello de Ciudad Amiga de la Infancia que les concedió UNICEF en 2012, un reconocimiento al trabajo realizado. La concejal de Servicios Sociales ha asegurado que, “si Burgos pierde ese sello no será porque el Equipo de Gobierno no haya hecho todo lo  posible” para evitarlo, será responsabilidad de la oposición.
Y es que Conde ha insistido en que se trata de un documento “técnicamente muy bueno”, un plan “exclusivo” para Burgos que sí se ha basado en un diagnóstico de la realidad socioeconómica de la ciudad. Cuenta con cinco líneas estratégicas, con 40 objetivos cada una de ellas, tanto generales como específicos, consignaciones presupuestarias y propuestas de evaluación. Además, la concejal ha recordado que el primer plan se ha cerrado con un grado de cumplimiento del 98 por ciento.
Fuente: burgosConecta.es